SEGUNDA ASAMBLEA GENERAL DEL MOJOCA

El 14 de julio recién pasado las muchachas y muchachos del Movimiento de Jóvenes de la Calle celebraron su segunda asamblea general del año 2017. 29 mujeres y 18 varones participaron en la actividad, y 11 niñas y niños contribuyeron con su algarabía.

El tema de la asamblea, previamente consensuado por el Comité de Gestión, fue la presentación de proyectos para reunir fondos, por parte de cada uno de los colectivos del Mojoca; esto en vista de la situación de falta de fondos por la que está pasando nuestra asociación. El evento inició con un homenaje a los compañeros que trágicamente fallecieron durante el mes de junio: Mauricio Marroquín, Geovanny Rivas, Gerson Estuardo Chic Estrada y el bebé de cinco meses de nuestra compañera Samanda Pineda, José Emmanuel Pineda. En una pared del salón donde se reunió la general, fueron colocadas las fotos de nuestros queridos compañeros; algunos de los chicos que conocieron a los fallecidos pasaron al frente a recordar sus vivencias con ellos. El homenaje finalizó con unas palabras de reflexión por parte de nuestro director Gerardo Lutte.

A continuación los diferentes colectivos se reunieron por separado para elaborar sus proyectos antes de presentarlos a la general: los grupos de calle, Quetzalitas, Nueva Generación, Casa Ocho de Marzo y Generación del Cambio.

Al reunirse, después de un tiempo prudente, todos los asistentes a la asamblea, cada grupo presentó públicamente su planificación de actividades.

Los grupos de calle trabajarán la elaboración y venta de desinfectantes, gelatinas, artesanías, y efectuarán reciclaje de papel.

El colectivo de las Quetzalitas organizará una kermesse, con atractivos como juegos inflables para niños, pinta caritas, malabares, globoflexia, música en vivo y venta de diversos platillos de comidas.

El colectivo de Nueva Generación llevará a cabo una rifa cada mes, esperando reunir una buena cantidad de dinero.

Las chicas de la Casa Ocho de Marzo realizarán una rifa en el mes de agosto; y en septiembre una cena con un menú basado en la cocina de Bélgica y Francia, algo que promete ser suculento.

Las compañeras y compañeros de Generación del Cambio realizarán en lo que resta del año una serie de actividades, como un baratillo, una rifa; venta de diferentes productos, como donas y cupcakes, lapiceros decorados, pulseras tejidas, aretes, origamis, figuras con angelitos, chocolates; y también una Kermesse.

Las y los participantes mostraron mucho entusiasmo y determinación por esforzarse en reunir fondos para que su movimiento, el Mojoca, pueda tener los fondos suficientes para continuar apoyándoles.

IMG_1901IMG_1900IMG_1895IMG_1890IMG_1887IMG_1880IMG_1867IMG_1864IMG_1863IMG_1846IMG_1845IMG_1842IMG_1837IMG_1829IMG_1827IMG_1822IMG_1821IMG_1817IMG_1813

UN JOVEN MENOS EN LAS CALLES DE GUATEMALA

José Antonio Perdomo Castillo es un joven hondureño de casi 27 años, que llegó a Guatemala hace 18 años. Todo ese tiempo, Toño, como le llamamos en confianza, ha estado en la calle sufriendo vicisitudes y contratiempos sin cuento.  Pero el lunes 5 de junio recién pasado vio culminado su sueño de rentar su propio cuarto y dejar de sufrir noches de frío, lluvia e insomnio en la calle.

Toño estudia en la escuela primaria del Mojoca y se capacita en nuestro taller de costura. Hizo el esfuerzo de ahorrar  dinero de los pequeños apoyos económicos que recibe de nuestra parte por participar en escuela y talleres, completando su acopio monetario con la venta de dulces los fines de semana y en su tiempo libre.

Con el apoyo de nuestra compañera Wendy Higueros, encargada del programa de reinserción, y con su ahorro, Toño logró ubicar una habitación en la trece calle de la zona 1, cerca de la Avenida Elena. Está a la espera de que le apoyemos poco a poco con el equipamiento paulatino de su nueva vivienda.

Felicitamos a Toño y deseamos que sea un ejemplo para que otros jóvenes de la calle se esfuercen por superarse.

TOÑO

EL MOJOCA EN EL PRIMERO DE MAYO

La participación del Movimiento de Jóvenes de la Calle en las actividades del Día de los Trabajadores en este 2017, tuvo un giro importante.

Como siempre, las actividades preparatorias para la participación en la gran marcha inició desde al menos una semana antes. El miércoles 26 de abril, el grupo de jóvenes de calle que asiste a los días de iniciación recibió una plática muy dinámica y participativa sobre la importancia de celebrar el 1 de mayo, de parte del dirigente histórico de la Confederación General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), don José Pinzón. El Mojoca es parte del grupo de sinergia de asociaciones contrapartes de Solidaridad Mundial, de la que hace parte también la CGTG, de ahí la invitación que se hizo a los compañeros para que impartieran la charla.

El domingo 30, como parte de las actividades de la reunión del grupo de las Quetzalitas, se tocó el tema de la celebración del 1 de mayo, por parte de la asesora y psicóloga Karina Quintana y de nuestro director educativo, Gerard Lutte.

El propio día de la marcha, 79 jóvenes integrantes del Mojoca se hicieron presentes, 45 muchachas y 34 varones, además de numerosos niños y trabajadores de nuestra asociación. Este año contamos también con la presencia de una nutrida delegación de Libera, asociación antimafias de Italia, que visitó Guatemala del 22 de abril al 4 de mayo, 14 en total; también marcharon con el Mojoca practicantes de la Escuela de Psicología de la Universidad de San Carlos de Guatemala, que llevan a cabo sus prácticas en nuestra asociación. Nuestra representación se integró a la marcha en el bloque de la CGTG, junto a la Juventud Obrera Cristiana, otra contraparte de Solidaridad Mundial. El tema principal de nuestra participación fue rememorar a las niñas y adolescentes fallecidas en el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, el 8 de marzo pasado. Al llegar a la Plaza Central, un grupo de muchachas del Mojoca escenificó la muerte de las jovencitas del Hogar.

La parte más fuerte de la celebración tuvo lugar a partir de las tres de la tarde, cuando estaba programada en nuestra sede la develación de una placa en memoria de las 56 niñas y adolescentes del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, que se rebelaron contra los vejámenes de que eran víctimas, con el saldo trágico de 41 fallecidas en un incendio. En la marcha de la mañana nuestros jóvenes salieron con una playera negra y una rosa roja, portando los nombres de las jovencitas fallecidas.

Con semanas de antelación se preparó un comunicado, llamando a la sociedad civil a exigir una política seria para proteger los derechos de las niñas, niños y adolescentes. Logramos que el comunicado lo firmara un buen grupo de  asociaciones: Asociación Movimiento de Jóvenes de la Calle (MOJOCA), América Latina Alternativa Social (RED ALAS), Asociación Coalición Sembradores de Vida – (Siembra Bien), Asociación Nacional contra el maltrato infantil (CONACMI), Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala (AVANCSO), Brigadas de Paz Internacional, Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA), Centro de Acción Legal de Derechos Humanos (CALDH), Centro de Políticas Públicas Para el Socialismo-Guatemala (CEPPAS), Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), Confederación General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP), Fundación Mi Arca, Fundación Mirna Mack, Grupo de apoyo  mutuo (GAM), Impunity Watch, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala. (ICCPG), Juventud Obrera Cristiana de Guatemala (JOC), La Casa  de Cervantes, La Casa del Libro, Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), Programa Educativo del Niño, Niña y Adolescente Trabajadores (PENNAT), Ruwachulew, Seguridad en Democracia (SEDEM), Sigo Vivo, Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (UDEFEGUA), Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG), Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua Histórica).

Al acto se hicieron presentes algunos de los familiares de las víctimas del incendio, la delegación de Libera, representantes de las asociaciones Sigo Vivo, Sobrevivientes, Seguridad en Democracia, de Prensa Comunitaria, estudiantes universitarios, personas particulares y jóvenes del Mojoca.

Tomaron la palabra nuestra presidenta del Comité de Gestión del Mojoca, Laura Lemus; nuestras compañeras Fabiola Guerra (cuya sobrina falleció en el incendio) y Paula Mejía; Iduvina Hernández, de Seguridad en Democracia; Giulia Baruzzo y Luigi Pellegrino de Libera; madres de las jovencitas víctimas; y nuestro director educativo Gerard Lutte. Para finalizar nuestro compañero Mefi Méndez interpretó un rap rememorando a las jovencitas del Hogar Virgen de la Asunción.

 

IMG_1543 IMG_1546 IMG_1547 IMG_1548 IMG_1620 IMG_1622 IMG_1625 IMG_1628 IMG_1635 IMG_1638 IMG_1652 IMG_1654 IMG_1657 IMG_1661 IMG_1675 IMG_1676 IMG_1678 IMG_1680 IMG_1684 IMG_1749 IMG_1750 IMG_1761 IMG_1765 IMG_1769 IMG_1783 IMG_1799 IMG-20170504-WA0000 IMG-20170504-WA0004 IMG-20170504-WA0018

EL CLUB ROTARIO DONÓ EQUIPO A LA PANADERÍA DEL MOJOCA

El pasado año 2016, miembros de la Junta Directiva iniciaron contactos con miembros del Club Rotario Guatemala del Este, con la finalidad de hacerles conocer el Movimiento de Jóvenes de la Calle y que accedieran a dar su apoyo a nuestros chicos. Luego de la presentación de un proyecto de nuestra parte, visitas y encuentros, se acordó que el Mojoca sería el beneficiario de la Feria Alimentaria 2016, que culminó el 8 de septiembre de ese año.

El dinero recaudado en la feria fue utilizado para adquirir equipo para nuestro taller de panadería: dos hornos, una laminadora, una cortadora de pan, una amasadora y una cámara de calefacción para fermentar el pan. El equipo llegó al Mojoca el 22 de febrero y el 23 se realizó el acto de inauguración. Se hicieron presentes por parte del Club Rotario Guatemala del Este los señores Francis Bendfeldt, Carlos Mansilla, Ronald Pérez, Edgar Maselli, Jorge Barillas y José Briones. Chicas y chicos del Mojoca, así como asesores y personal y miembros de la Junta Directiva de nuestra asociación.

Agradecemos a los integrantes del Club Rotario Guatemala del Este por el apoyo que han brindado a nuestros jóvenes. Con ese nuevo equipo nuestra panadería mejorará la calidad de sus productos.

 

NUESTRA COMPAÑERA MILVIA NOS DEJÓ EL 25 DE FEBRERO DEL 2017

Se llamaba: Milvía Jeaneth, Reynoso Castro, quien tenía 23 años de edad. Su casa era la calle, su familia un grupo de jóvenes de calle de la Avenida Bolívar. 
Era alegre, sonriente, amable, ayudaba a sus compañeras y compañeros, compartía lo que tenía. Una buena compañera. Con cariño la llamaban “brujita” porque tenía una autoridad natural sobre sus compañeros.

Milvia, estaba en contacto con varias asociaciones, pero no se quedó en ninguna. Entró cuatro veces a la casa 8 de marzo, por muy breves periodos; el más largo de quince días en enero de este año para cuidarse de una enfermedad pulmonar de la cual murió.

Morir así a la edad de 23 años, es injusto, inaceptable. Cuando una persona muere, es toda la humanidad que pierde su sonrisa, su generosidad, sus talentos.

Cuando muere un joven de la calle a menudo siento decir que es culpa de la droga. No es culpa de la droga, es culpa nuestra. De todos lo que aceptan una sociedad injusta donde no hay lugar ni esperanza para la mayoría de los jóvenes.

“BRUJITA” NO TE OLVIDAREMOS SEGUIRAS VIVIENDO EN EL CORAZÓN DE TU MOVIMIENTO, EN NUESTRAS LUCHAS CONTRA LAS INJUSTICIAS.

 

Gerard Lutte

16996391_1568721936473160_7306798440891465658_n 16998709_1568721816473172_6902780092732311662_n

JORNADAS MÉDICAS EN EL MOJOCA

IMG_0436El día 9 de enero se llevó a cabo la primera jornada médica de MOJOCA del año 2017, la cual tuvo lugar en las instalaciones de nuestra asociación. A la jornada acudieron 90 personas, en su mayoría población activa del MOJOCA y se atendió a 18 hombres, 33 mujeres, 21 niñas y 18 niños, que forman parte de los diferentes programas, colectivos y personal.

 

Todas las personas recibieron la atención  de lectura de signos vitales, consulta médica y se les dio el medicamento respectivo. Esta jornada fue planificada con la participación de los servicios de salud y psicología; la misma tuvo la colaboración del equipo de emergencias, Wendy Higueros y Patricia Ortiz, quienes se encargaron de la toma de datos y signos vitales y entrega de medicamentos; así mismo de la vicepresidenta del Mojoca Gaby Pérez, la presidenta Laura Lemus y la representante de Mariposas Estefany Batén, quienes ayudaron en la planificación y ejecución  de la logística, toma de datos y signos vitales y previamente tuvieron un breve entrenamiento de parte del doctor y la psicóloga, para dar un servicio de calidad. Se contó con la colaboración del servicio de cocina quien proporcionó los alimentos para el desayuno y almuerzo. También la Escuela de la Amistad colaboró en ceder los espacios para seguir atendiendo a las personas en la tarde sin interrumpir la jornada educativa.

 

El 26 de enero tuvimos una segunda jornada médica, esta vez gracias a la colaboración de la asociación hermana Sulla Strada. Cada año un equipo de médicos italianos voluntarios visita los lugares donde esta asociación realiza su labor. Este año el equipo atendió voluntariamente del 16 de enero al 11 de febrero, en el Centro para la Salud Caserío Cerro Granadilla, Aldea El Ciprés San Raymundo, y en el Hospital Cristiano Llano de la Virgen, San Raymundo. El 26 de enero Sulla Strada compartió con el Mojoca los doctores voluntarios, tres doctoras y un doctor, que atendieron en las áreas de ginecología y medicina interna. 38 personas, niños y jóvenes se beneficiaron del servicio. Nuestra compañera Germania Cragua estuvo apoyando en la comunicación y atención al equipo médico.

 

Se extiende un enorme e infinito agradecimiento a cada uno de los que hicieron posible las jornadas  médicas del enero en especial a Sulla Strada y el equipo médico italiano.

¡¡¡Muchas Gracias!!!

IMG_0433

23 DE DICIEMBRE: CONVIVIO NAVIDEÑO EN EL MOJOCA

Con la participación de 180 personas, incluyendo al personal del Mojoca y 54 niños, se celebró el convivio navideño que todos los años realizamos para festejar con nuestros jóvenes.

Esta vez compartieron con nosotros amigos que teníamos algún tiempo de no saludar, como Manuel Nájera, Jazzon Vásquez, José Antonio Perdomo, César González y otros más.

Durante la mañana de ese 23 de diciembre, un grupo de los niños de mariposas presentaron un número de baile. Los compañeros Mefi Boseth Méndez y David De León exhibieron sus habilidades para rapear; el niño José Miguel García, hijo de la quetzalita Jennifer Carolina García, también animó a la concurrencia con un acto de rap.

Las compañeras de la cocina se lucieron con un fabuloso menú. Por la mañana, a los que vinieron desde la hora del desayuno, se les sirvió un sabroso tamal, pan y chocolate. A la hora del almuerzo todas y todos se deleitaron con un plato que incluía pierna horneada, arroz horneado con queso y crema, y ensalada de verduras en escabeche.

Y no pudo faltar el baile por la mañana y por la tarde, en el que dieron rienda suelta a sus habilidades sobre la pista todos los presentes. Esperamos que para el convivio navideño de 2017 contemos con la presencia de aún más compañeras y compañeros.

15317945_382624175406768_3415200618642022097_n 15400379_1794103844143649_7103797985363413081_n 15622089_382624635406722_3381211226090770880_n 15665689_382624208740098_8492902169854378195_n 15672622_382624562073396_6896384006264596029_n 15697288_382624418740077_2607162781613914521_n 15697311_382624258740093_8685065927350382565_n 15697320_382624335406752_6609550966110583376_n 15697930_382624542073398_4033641906974256038_n 15726290_382624452073407_3788316522595956268_n 15726598_382624382073414_2927284892689632547_n 15726824_382277768774742_7861515346510810660_n

 

LA FUNDACIÓN SAN BENITO PREMIÓ AL MOJOCA

El 8 de diciembre representantes del Movimiento de Jóvenes de la Calle se hicieron presentes en las oficinas de la Fundación San Benito para recibir un reconocimiento a nuestra asociación.  Esta Fundación fue creada por Don Fernando Mansilla S. y su familia, con el propósito de “…contar con una institución dedicada a ayudar a los más necesitados”. La misión de la Fundación San Benito es “Minimizar las situaciones frágiles de las personas que lo necesitan con apoyo firme, sincero, voluntario y constante inspirados por la caridad cristiana promoviendo el bienestar de niños, adolescentes, adultos a través de sus proyectos”.

La fundación creó el premio “medalla de San Benito” para reconocer “anualmente a personas que hayan contribuido significativamente a la comunidad mediante un proyecto sostenible habiendo escuchado las necesidades de su entorno.”

Según la fundación “Las personas merecedoras de la medalla deben mostrar un alto impacto en la realización y sostenibilidad de actividades por el desarrollo de una mejor Guatemala. Adicionalmente deben caracterizarse por tener altos valores y principios alineados a Fundación San Benito, espíritu solidario y perseverante por el bienestar en la comunidad, demostrada filantropía y trabajo”.

Previamente, el 30 de septiembre tres miembros de la fundación visitaron nuestra sede en la trece calle de la zona 1 para conocer nuestros programas y actividades. Como resultado de sus indagaciones, los responsables de la fundación decidieron dar el reconocimiento al Mojoca. El 8 de diciembre, como mencionamos al inicio, Estefany  Batén, Kevin Estrada, Quenia Guzmán, Gerardo Lutte y Lucrecia Rosales llegaron a la sede de la fundación, al acto de entrega de la distinción. Nuestros representantes recibieron una donación de diez mil quetzales y la medalla de San Benito.

Agradecemos a la familia Mancilla por apoyar a nuestros jóvenes y por contribuir a la construcción de una mejor Guatemala.

20160930_111207 20160930_111216 20160930_111226 20161227_112432

JULIÁN GASPAR SAPÓN MONROY

Las razones por las cuales las y los jóvenes que participan en nuestro movimiento deciden dejar la vida de calle, son múltiples y variadas, y a veces un acontecimiento inesperado les empuja a dar un giro a sus vidas.

Julián Gaspar, como le llamamos durante los años que frecuentó el Mojoca, es un joven de 29 años, tímido, muy callado, “humilde” dirían algunas personas utilizando una interpretación común pero incorrecta de este adjetivo. Su retraimiento y forma suave de hablar con frecuencia le ganó el aprecio de sus compañeros y los asesores de nuestra asociación.

En el boletín La Mano Amiga, No. 7 de agosto de 2010, publicamos una reseña de la vida de Julián. Originario del pueblo de Coxom, en el departamento de Totonicapán, sus padres fallecieron cuando tenía tan solo cuatro años. Creció en el hogar de sus tías, y a los diez años sus tíos políticos lo indujeron al consumo de licor; cuando el consumo se volvió un hábito, fue echado de la casa y terminó viajando a la capital, donde se unió al grupo de calle de La Terminal.

Con el apoyo de Casa Alianza logró aprender el oficio de carpintero, consiguió un trabajo y alquiló un cuarto en Antigua Guatemala. Pero fue víctima de un robo, a raíz del cual perdió todo y se regresó a la capital y a La Terminal. Fue en esta época que conoció el Mojoca.

En enero de 2010 ingresó a la Escuela de la Amistad, culminando sus estudios de primaria en 2012. Debido a que no pudimos conseguir su fe de edad en las oficinas del Registro Nacional de las Personas en la capital, su certificado y diploma permanecieron sin las firmas del Ministerio de Educación.

En 2015 Julián regresó a la escuela. Todos estos años había ingresado varias veces a la Casa de los Amigos, pero sus estancias habían sido cortas. El consumo intenso de drogas hacía inestable su estadía en esta casa, y a la postre afectó su motricidad, al punto que sus manos temblaban continuamente. Su ingreso a la escuela fue para realizar los ejercicios básicos de aprestamiento y motricidad que le ayudaran a recuperar la normalidad en sus manos. Aun así, su permanencia continuó siendo intermitente.

En marzo de 2016 ingresó de nuevo a la escuela, con una mejoría en la motricidad de sus manos, pero sin haberse recuperado totalmente. El 11 de abril sucedió una tragedia; fueron asesinados por sicarios los compañeros Miguel Rojas y Maricela Franco. Unos momentos antes, los autores del crimen habían encontrado a Julián y lo amenazaron con asesinarlo si no se iba del lugar.

Se le permitió ingresar a la Casa de los Amigos para protegerlo de la amenaza que pendía sobre él, pero en mayo dejó la casa y sus estudios. En septiembre regresó a la escuela; para entonces, el temor causado por la presencia continua de los asesinos de Miguel y Maricela en el sector de La Terminal, lo llevó a tomar la decisión de regresar con su familia. Le apoyamos en contactar a uno de sus tíos, y el 22 de septiembre se fue a su pueblo. Desafortunadamente, su familia no lo aceptó y se regresó el día 23. A su regreso trajo consigo una fe de edad que se conservaba en casa de sus tías, y con ella tramitamos una nueva y logramos las firmas de sus certificados de estudio en el Ministerio de Educación.

Julián no desistió de su empeño en regresar con su familia. Hicimos de nuevo contacto y esta vez la familia le ofreció la posibilidad de ir a casa de una de sus hermanas. El viernes 21 de octubre nuestro compañero viajó de nuevo, y esta vez para quedarse. Días después llamó a uno de nuestros asesores, comunicándole que estaba bien y había conseguido un trabajo; mandó sus agradecimientos y saludos a todos los que le apoyaron.

Nos sentimos en extremo satisfechos de que el esfuerzo que realizamos en el Mojoca por apoyar a nuestros jóvenes rinda sus frutos en una vida fuera de la calle; no son muchos los que toman esta decisión, pero aunque sea uno que lo haga, hace que nuestro trabajo valga la pena y renueva nuestro entusiasmo. Nuestras felicitaciones a Julián por el esfuerzo realizado y  le deseamos una vida fructífera y productiva.

dsc02848 julian-gaspar julian-gaspar-monroy