NUESTRA COMPAÑERA MILVIA NOS DEJÓ EL 25 DE FEBRERO DEL 2017

Se llamaba: Milvía Jeaneth, Reynoso Castro, quien tenía 23 años de edad. Su casa era la calle, su familia un grupo de jóvenes de calle de la Avenida Bolívar. 
Era alegre, sonriente, amable, ayudaba a sus compañeras y compañeros, compartía lo que tenía. Una buena compañera. Con cariño la llamaban “brujita” porque tenía una autoridad natural sobre sus compañeros.

Milvia, estaba en contacto con varias asociaciones, pero no se quedó en ninguna. Entró cuatro veces a la casa 8 de marzo, por muy breves periodos; el más largo de quince días en enero de este año para cuidarse de una enfermedad pulmonar de la cual murió.

Morir así a la edad de 23 años, es injusto, inaceptable. Cuando una persona muere, es toda la humanidad que pierde su sonrisa, su generosidad, sus talentos.

Cuando muere un joven de la calle a menudo siento decir que es culpa de la droga. No es culpa de la droga, es culpa nuestra. De todos lo que aceptan una sociedad injusta donde no hay lugar ni esperanza para la mayoría de los jóvenes.

“BRUJITA” NO TE OLVIDAREMOS SEGUIRAS VIVIENDO EN EL CORAZÓN DE TU MOVIMIENTO, EN NUESTRAS LUCHAS CONTRA LAS INJUSTICIAS.

 

Gerard Lutte

16996391_1568721936473160_7306798440891465658_n 16998709_1568721816473172_6902780092732311662_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *